Archivo de la categoría: Islam

Informe número 28 – La pasión chiíta

(UP) 19 Ago 2006, Jerusalén.
Un lector de Palermo Hollywood me hizo llegar un comentario en dónde indicaba que ser chiíta es sinónimo de “querer guerra”. Prejuiciosa postura ésta pero para que sean los lectores quienes juzgen, amplío la habitual sección seria de geopolítica, con una frívola página de espectáculos del Libano.

Haifa Wehbe

Se trata de una top-model, cantante y actriz, llamada Haifa Wehbe (su nombre nada tiene que ver con la ciudad israelí de Haifa).
Nació en Beirut en el año 1970, de padre chiíta y madre copta (cristianos egipcios). Más allá de su éxito en el Líbano y demás países árabes, es la Angelina Jolie de Medio Oriente y ya se anunció una próxima película con Antonio Banderas y Vincent Olivier.

Con Ustedes, Haifa Wehbe!!!

Entiendo vuestra sorpresa, el etnocentrismo cultural de Occidente, ignora a menudo auténticas expresiones culturales que no sean lo que ya conocemos y por eso, valores como Haifa Wehbe no tienen acceso a los medios.
Espero haber echo aquí mi modesto aporte a una sociedad pluralista y multicultural.

Hasta la próxima, (UP) desde Jerusalén

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Islam

Informe número 19 – Las principales corrientes del Islam

(UP) 1 Ago 2006, Jerusalén.
Al corresponsal le ha llegado una pregunta de un lector que transmitía el temor que las últimas imágenes sobre la situación del Libano vayan a poner a todo el mundo musulmán unido en bloque en contra de Israel. En principio cabe preguntarse, como es que los musulmanes no actúan de manera mas solidaria y no consiguen poner en practica la retorica pan-islámica?
Las diferencias económicas y políticas entre los diferentes países árabes son relativamente conocidas por lo tanto me quiero detener en el aspecto religioso y las diferentes corrientes del Islam para entender la profundidad de las rivalidades internas. A continuación una síntesis de las tres principales corrientes: sunitas (y un sub-grupo wahabbi), chiítas y alauies:

Los sunitas: reciben su nombre debido a la importancia que dan a la Sunna, colección de dichos y hechos atribuidos a Mahoma y transmitidos en forma oral. O sea que no solo se basan en el Corán sino también en la Sunna, lo cual facilita adaptar el Corán a las exigencias de la época.
Los países con mayorías sunita no adoptan la ley islámica (Sharia) como base del sistema legal y sus sistemas de gobierno son muy diversos (presidencialista dictatorial como Egipto, monarquía parlamentaria como Jordania, democracia parlamentaria como Libano, sultanatos federativos como los Emiratos Árabes Unidos, etc)
Los sunitas son actualmente el grupo musulmán mayoritario en la comunidad islámica mundial y son minoría sólo en Irán, Iraq y en el sur del Líbano (ver mapa).


Los wahhabis: es una sub-secta fundamentalista de la corriente musulmana mayoritaria sunita. Tienen influencia en Chechenia y en especial en Arabia Saudita que esta gobernada estrictamente según la ley islámica (Sharia).
Cuando leo solicitadas de apoyo a grupos fundamentalistas firmadas por intelectuales necesitados y merecedores de libertad de expresión tales como León Rozitchner, Eduardo Galeano, Jose Saramago, Noam Chaomsky, pienso que vale la pena una reseña sobre la aplicación de la ley islámica, por ejemplo en Arabia Saudita.

El Corán es la constitución de la Arabia Saudita y la sharia (ley islámica) es la base de su sistema legal. La justicia se administra a través de tribunales religiosos. Los tribunales sauditas imponen penas corporales como puede ser la amputación de las manos o los pies en caso de robo o el azote por “delitos menores” tales como borracheras. El número de latigazos lo establece la corte y puede ser de varias docenas hasta miles, normalmente aplicados sobre periodos de semanas o meses. En 2002 el Comité contra la Tortura de las Naciones Unidas condenó éstas prácticas, a las cuales el gobierno saudita respondió que dichas prácticas formaban parte de la tradición islámica que data de hace 1.400 años y rechazaron cualquier interferencia con su sistema penal.
No existen partidos políticos, ni tampoco elecciones, excepto las primeras elecciones municipales realizadas en 2005. El rey es el absoluto monarca, pero su poder, al menos teóricamente, esta limitado por los preceptos de la ley islámica y otras tradiciones sauditas.
La demografía religiosa exacta para Arabia Saudita es difícil de calcular, ya que el gobierno informa que el 100% de los ciudadanos es musulmán.

La ideología del estado promueve la construcción de mezquitas y escuelas donde se enseña el Corán en todo el mundo. La cultura de la Arabia Saudita se desarrolla principalmente alrededor de la religión. Los teatros y los cines están prohibidos, por cuanto la tradición Wahabbi considera estas instituciones incompatibles con el Islam. En algunos lugares privados se pueden encontrar representaciones teatrales, musical local y otras manifestaciones artísticas, pero no películas.

La religión musulmana monoteísta afirma tener las mismas raíces que el Judaísmo y el Cristianismo. Sin embargo, la practica del cristianismo, la presencia de iglesias y la tenencia de materiales religiosos cristianos esta prohibida. A los judíos no les es permitido entrar a Arabia Saudita. Ninguna otra religión puede ser practicada en el país.

Existe una institución en el país conocida como “Mutawa” o policía religiosa también conocida como Policía para la Promoción de la Virtud y Prevención del Vicio. Su trabajo consiste en hacer cumplir la ley islámica. Tienen el poder de arrestar a cualquier hombre y mujer que se encuentren reunidos públicamente sin que sean familia y también tienen el poder de prohibir e incautar productos, como podrían ser juegos, cd”s de música occidental, películas y otros productos que no se consideren compatibles con las leyes de la Sharia.
La policía religiosa vigila la modestia en el vestir de las mujeres y muchas instituciones, desde escuelas hasta ministerios, existe segregación en función al sexo. Si salen de la casa las mujeres deben usar una capa larga negra (abaya) y un velo (niqab). La ley islámica no se aplica a los extranjeros pero se les “recomienda” la modestia en la vestidura.
La homosexualidad se considera como un delito y puede acarrear hasta pena de muerte.

Durante el mes de ayuno de Ramadán tanto musulmanes como otras religiones residentes en el país deben guardar el ayuno prescrito por las leyes religiosas de la sharia. Fumar, comer o beber en público durante este mes está penado con cárcel para los saudíes, o con expulsión inmediata del país para los extranjeros.
En la actualidad no existe turismo no-musulmán en Arabia Saudita. Para acceder al país se necesita un visado que sólo es otorgado para negocios, trabajo o visitas a familiares. Para la obtención del visado generalmente es necesario disponer de un avalista o una empresa que extiende una carta de invitación, que una vez cotejada por la cámara de Comercio o el Ministerio del Interior es remitida al interesado que podrá realizar la petición de visado a la embajada de Arabia Saudita que corresponda a su país de residencia.
El acceso a las ciudades sagradas de Meca y Medina está terminantemente vedado a los no-musulmanes. En el perímetro y en las vías de acceso a estas ciudades se encuentran controles policiales para verificar el cumplimiento de estas normas.

Los chiítas: muerto el profeta Mahoma en el 632 DC sin sucesor establecido, sus seguidores comenzaron a cuestionar cual sería su sucesor. Allí, primo y yerno de Mahoma reclamó sus derechos sucesorios, pero se encontró con una oposición virulenta, la cual llevo a la batalla de Sifin en la que Ali fue derrotado y luego asesinado en el año 661. Su principal oponente, Muawiya, se convirtió en Califa (gobernante temporal y espiritual). Fue este asesinato el que terminó provocando el gran cisma que dividió a los musulmanes en sunitas y chiítas. Etimológicamente chiíta viene de Shiat Ali (partido de Ali). Los chiítas consideran que fue Alí el iniciador de la línea sucesoria de Mahoma y consideran que los Califas posteriores a la muerte de Alí han sido usurpadores.

Muawiya fue sucedido por su hijo Yazid, pero el hijo de Alí, Hussein, se negó a aceptar su legitimidad, lo que generó un nuevo enfrentamiento entre ambos. En definitiva, Hussein y sus seguidores fueron masacrados en en el año 680 en una batalla cerca de Karbala, que se sitúa en el actual territorio iraquí.
Las muertes de Alí y Hussein originaron el culto chiita por el martirio. Los chiitas recuerdan anualmente el martirio de Hussein, nieto del profeta Mahoma e hijo de Ali, hace 1300 años con un evento que se denomina Ashura..
Para honrarlo, marchan por las calles golpeándose el pecho y cantando. También realizan rituales de duelo y apasionadas recreaciones del martirio: hay quienes emulan la acción de Hussein flagelándose con cadenas o cortándose la frente hasta que la sangre les corre por el cuerpo. Las autolesiones de los devotos expresan su sentido de culpabilidad por haber fallado a Hussein cuando más lo necesitaba.
A continuacion algunas imágenes de la “celebración” obtenidas en internet:

Algunos líderes chiítas occidentales intentan disuadir los sangramientos, argumentando que crean una mala imagen de su fe. A cambio, le proponen a los fieles donar sangre…

Los Chiítas constituyen hoy tan solo entre un 10 y un 15% de los musulmanes en el mundo. Son mayoritarios en Irán, Iraq, Bahrein y el sur del Líbano. Es de destacar que las zonas de roces bélicos actualmente entre el accidente y sectores islámicos, son justamente de mayoría chiita.

Los alauíes: son la tercera agrupación musulmana en importancia (política y religiosa). Se consideran descendientes de Mahoma a través de la Fatima Zahra (hija de Mahoma).
Pertenecen a esta corriente la dinastía actualmente reinante en Marruecos. Los alauíes son bastante númerosos además en Turquía y Siria. Pese a que en Siria la mayoría de la población es sunita, la familia del jefe de Estado sirio pertenece a los alauies.

Aquí finaliza esta reseña. Como verán no se trata de un bloque musulmán monolítico y por lo tanto la idea del pan-arabismo, como el pan-islamismo ha sido siempre mas retorica que política puesta en practica.

Vale la pena hacer recordar a los sectores progresistas y liberales que luchan hoy, justificadamente, por la paz y la tolerancia como las autoridades afganas en su momento decidieron cumplir el edicto del máximo dirigente del Talibán, el mullah Mohammed Omar, a pesar de los pedidos de Naciones Unidas. En marzo de 2001 estas iniciaron la destrucción de las estatuas y obras de arte budistas y preislámicas, entre ellas, los dos famosos colosos de Buda esculturados en roca al noroeste de Kabul en la provincia de Bamyan, uno de ellos de 53 metros de altura y el mas alto del mundo del cual hoy en día solo quedan bonitas fotos como esta:

Otro ejemplo es el (ex) fabuloso mausoleo chiita de la ciudad de Samarra, 125 km. al norte de Bagdad que fue dinamitado en febrero de 2006 por los sunitas iraquies. Samarra era conocida por el minarete en espiral de su Gran Mezquita. El santuario atacado, conocido con el nombre de “la mezquita dorada”, es el cuarto templo chiíta más grande e importante de Irak, y albergaba las tumbas del décimo y undécimo imanes, Alí al Hadi y su hijo Hasán al Askari, muertos respectivamente en los años 868 y 874 de nuestra era.
La UNESCO condenó la destrucción de lugares de culto religioso, lo que constituye “una grave ofensa para toda la humanidad y una violación de las normas internacionales”.
Otra maravilla arquitectónica desaparecida por conflictos intra-musulmanes.
A continuación fotos de antes…

y después del atentado sunita:

Pese a mi esfuerzo por ser claro y sencillo, me temo que mi informe desborda de información. Es que esta realidad es compleja y ojala se pudiera pensar la situación de Medio Oriente en términos de buenos contra malos. Que pena que no sea asi.
Que pena que formulas simplistas no sean necesariamente ciertas. En Medio Oriente estas a veces son hasta peligrosas.
No me quejo de mis colegas periodistas. Mi queja es hacia los intelectuales de la importancia de León Rozitchner, Eduardo Galeano, Jose Saramago, Noam Chaomsky, etc.

Bueno, ahora que tenemos ya un panorama sobre la situación interna del Libano y las diferentes corrientes dentro del Islam, pasaremos a Hizbulá, grupo islamista chiíta.

Ese sera el próximo informe.
(UP) Jerusalén.

Deja un comentario

Archivado bajo Islam

Informe número 13 – Panorama de los jóvenes árabes

(UP), 4/7/2002, Jerusalén
A continuación el informe de un colega: Ignacio Cembrero (El País, Madrid)

La mitad de los jóvenes árabes quiere emigrar. Un grupo de intelectuales de la zona elabora un dramático informe por encargo de la ONU

El mundo árabe adolece de tres graves problemas: la ausencia de libertad, la escasa participación de las mujeres y la falta de conocimiento. La combinación de estos tres déficit explican en buena medida que esa regían del mundo sea la que menos ha crecido en los últimos 20 años, después del África sub-sahariana, que uno de cada cinco árabes subsista con menos de dos dolares al día (cerca de 2 euros) o que el 51% de los adolescentes, y el 45% de los jóvenes, deseen emigrar insatisfechos porque las sociedades en las que viven no les ofrecen oportunidades.

Este panorama sombrío del mundo árabe no lo han esbozado unos expertos occidentales, sino una treintena de intelectuales árabes que, por cuenta del Programa de Desarrollo de Naciones Unidas (PNUD), han elaborado durante un año un amplio informe (www.undp.org). Su labor ha sido también patrocinada por un fondo de la Liga árabe.

El documento diagnostica en su conjunto a los 22 Estados árabes, desde el prospero Kuwait hasta el paupérrimo Yibuti, con 280 millones de habitantes – un 38% menores de 14 años – que, si no se quiebran las actuales tendencias demográficas, serán, en 2020, entre 410 y 459 millones.
El crecimiento económico no ha mostrado estos últimos 20 años el mismo vigor que el demográfico. Su media fue del 0,5% y si se mantiene este ritmo los ingresos per capital tardarán 140 años en duplicarse cuando en otras zonas del mundo lo hacen en tan solo una década.
El conjunto del mundo árabe, incluidas las ricas monarquías petroleras, tuvo en 1999 un producto interior bruto de 531.200 millones de dolares, un 11% inferior al de España, un país siete veces menos poblado.
La productividad árabe, que en 1960 superaba a la de los dragones asiáticos, ha caído anualmente un 0,2% de media y equivale hoy en día a la mitad de la de Corea del Sur. El poder adquisitivo se ha ido deteriorando, pero la pobreza absoluta -ingresos inferiores a un dolar diario- es menor que en cualquier otra región del mundo en desarrollo. Uno de cada cinco árabes subsiste, no obstante, con menos de dos dolares al día.
“Se puede por tanto afirmar que el mundo árabe es algo más rico de lo que está desarrollado”, recalca el informe. “(…) La región árabe adolece de un genero diferente de pobreza, la pobreza de las capacitaciones y de las oportunidades”.
Por eso un sondeo encargado por los autores del informe pone de relieve que el 51% de los adolescentes y el 45% de los jóvenes árabes desean emigrar. El paro declarado asciende al 15% de la fuerza laboral.

Las mujeres, perjudicadas
Las que menos oportunidades tienen son las mujeres. Los 22 Estados árabes conforman la región del mundo en que, medida cuantitativamente, la participación de la mujer en la vida económica o política es menor.
En algunos de los países en los que se celebran elecciones el voto sigue estando prohibido a las mujeres y tampoco pueden acceder a cargos de la Administración. Solo el 3,5% de los diputados árabes son mujeres mientras que en África sub-sahariana ese porcentaje se eleva al 11% y en Latinoamérica al 12,9%.

Las mujeres son también las peor educadas. La mitad de ellas son analfabetas. Dos de cada tres analfabetos en el mundo árabe son mujeres. Pese a que los países árabes han hecho esfuerzos para alfabetizar a su población, el 43% de sus ciudadanos -unos 65 millones de adultos- seguía sin saber leer o escribir a mediados de la década pasada.
Paradójicamente, el mundo árabe dedica a la educación -no asi a la sanidad- un porcentaje superior de su PIB al de cualquier otra región en desarrollo. Ha logrado que el 90% de los niños y el 75% de las niñas acudan a la escuela primaria -al menos 10 millones siguen sin escolarizar-, un porcentaje que decae al 60% y 50% cuando se trata de la enseñanza media.
Los índices de pobreza y analfabetismo serán mucho peores si la estadística hiciese abstracción de las seis opulentas monarquías del Golfo. Entre los vecinos árabes de España, Argelia se sitúa a la mitad de la clasificación por su índice de desarrollo humano mientras que Marruecos y Mauritania figuran en el pelotón de cola de los pobres.
A pesar del esfuerzo presupuestario en educación “la calidad de la enseñanza se ha deteriorado lo que implica un declive en la adquisición del conocimiento y en la habilidad analítica y creativa”, advierte el informe de la ONU.
Datos que llaman la atención: en los últimos 10 siglos el numero total de libros traducidos al árabe es equivalente a los que se traducen en 12 meses en España.
En torno a unos 330 libros se traducen ahora anualmente al árabe, la quinta parte de los que se traducen al griego en un solo año. La población de Grecia es 28 veces inferior a la del mundo árabe.

Si los árabes no acaban de tener éxito con la educación, tampoco logran subirse al tren de las nuevas tecnologías. La inversión de investigación y desarrollo es siete veces inferior a la media mundial. El porcentaje de acceso a Internet (0,6% de la población) es el más bajo del mundo y el de hogares equipados con ordenadores es también muy bajo (1,2%).

Decifit de libertades
La otra gran asignatura pendiente son las libertades públicas. De las siete regiones del planeta, “los países del mundo árabe son los que gozan del menor nivel de libertad a finales de los años noventa”, inferior incluso al del África sub-sahariana, asegura el informe.
“(…) Incluso cuando los derechos civiles están recogidos en las constituciones y en la legislación, en la práctica son con frecuencia ignorados”, aseveran los autores del documento. “Los actores de la sociedad civil siguen encontrándose con múltiples trabas para poder ejercer su papel”, prosiguen. “Los obstáculos burocráticos como en los intentos de los poderes públicos de controlar a las asociaciones civiles suponen un problema serio”. Ante la emergencia de la sociedad civil, los regímenes árabes entre “la prohibición, la manipulación y la libertad vigilada”.

La ocupación israelí, causa y pretexto para evitar reformas
“El conflicto árabe-israelí es un factor decisivo del déficit democrático de la región, porque proporciona a la vez una razón y una excusa a los Estados árabes para no acometer las reformas indispensables”, reza el informe de Naciones Unidas publicado el pasado lunes. El conflicto palestino-israelí “quebranta las prioridades nacionales y retrasa la evolución política en el conjunto de la región, mientras que la represión lastra el desarrollo de los palestinos, que viven bajo la ocupación o están refugiados o exiliados”. El antagonismo entre árabes e israelíes incita además a los gobiernos árabes a detraer también considerables recursos de la educación o la sanidad para dedicarlos al presupuesto de la defensa. Aunque menos importantes, otros contenciosos fronterizos y el embargo o las sanciones, a las que está, por ejemplo, sometido Irak -al que el informe alude sin nombrarle, “tienen también un impacto negativo incalculable sobre el progreso de los pueblos y de las naciones”. ¿Cuáles son esos cambios que colocarían a los Estados de la Liga árabe en la senda del desarrollo? Las reformas más necesarias pasan por “activar la voz del pueblo”, es decir, organizar “elecciones libres y transparentes”. “Reformar la administración publica es también una tarea urgente para los países árabes”.

© Copyright DIARIO EL PAIS, S.L.

Deja un comentario

Archivado bajo Islam